El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 49 > Tema “Títulos con que Nuestra Señora es venerada en el resto del mundo”

Página Mariana  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Santa María Madre de Dios

 

Virgen con el Niño, Bernardo Bitti, siglo XVI — Iglesia de la Compañía, Arequipa

 

 

El primer día del año, en la octava de Navidad, la Santa Iglesia conmemora la fiesta litúrgica de María Santísima, Madre de Dios, para reafirmar la legitimidad de aquel supremo título.

En el siglo V, el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios (Theotokos), sino apenas Cristotokos (madre de Cristo, persona humana). Debido a esa injuria, los católicos del mundo entero protestaron y pidieron una reparación. Obispos de diversos países se reunieron en concilio en la ciudad de Éfeso el año 431, condenando las ideas del impío Nestorio. Declararon entonces solemnemente este punto central del misterio de la Encarnación:

“La Virgen María es Madre de Dios, porque su Hijo, Cristo, es Dios”. Acompañados por toda una multitud de la ciudad, que los rodeaba llevando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén” — jaculatoria que fue añadida por la Iglesia en la oración del “Avemaría”.

Al Perú le cabe la honra de haber designado al departamento selvático de Madre de Dios, con ese piadoso y categórico nombre.     





  




Artículos relacionados

Nuestra Señora la que Desata los Nudos
La Virgen de las Lágrimas de Siracusa
Pellevoisin, la Lourdes de la región de Berry
La Virgen de los Necesitados
Nuestra Señora de las Victorias
Nuestra Señora de Czestochowa
Nuestra Señora Consuelo de los Afligidos
Marija Bistrica
Nuestra Señora de Loreto
Nuestra Señora del Buen Socorro




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes



 



Tesoros de la Fe


Nº 206 / Febrero de 2019

El Islam y el Suicidio de Occidente
Orígenes, doctrinas y objetivos del Islam

La obra “El Islam y el suicidio de Occidente, de Luis Sergio Solimeo



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

18 de febrero

Miércoles de Ceniza - San Flaviano, Patriarca

+449, d.C. + Turquía. Patriarca de Constantinopla (446-449), participó del concilio convocado por el emperador Teodosio II y realizado en una iglesia de Éfeso (Turquía) el 8 de agosto de 449. Cuando se deliberaba a respecto de Eutiques y de su herejía monofisita (según la cual habría en Nuestro Señor Jesucristo apenas una naturaleza, y no dos –la divina y la humana-, una multitud compuesta por monjes, soldados y marineros exaltados invadió la iglesia para apoyar a los obispos heréticos y golpear a los padres conciliares que se oponían a Eutiques. Las iras se volvieron principalmente contra Flaviano. Llevado preso, murió debido a los malos tratos recibidos durante aquel tumulto, que quedó conocido como el concilio de ladrones, o pillaje de Éfeso, o aun el latrocinio de Éfeso.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....