El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Un testimonio

El 18 de enero de 1997, tuve un terrible accidente automovilístico del cual fui víctima.

Viajaba con un amigo a la playa, el día estaba lluvioso y lleno de obstáculos y premoniciones antes de partir; pero partí.

La carretera estaba mojada y en una de las curvas derrapé... en sentido contrario venía un trailer y nos estrellarnos.

Fui auxiliado por personas humanitarias, a las cuales Dios bendiga, y legué al hospital donde hicieron lo que pudieron... me dieron 8 horas de vida.

En la UCI (unidad de cuidados intensivos) del IPSS, el diagnóstico fue T.E.C. (traumatismo encéfalo-craneano) grave, fractura en la base del cráneo y mandíbula, así como severas complicaciones que al transcurrir los días se agravaban. Los médicos daban todo de sí para salvarme, pero esperanzas... pocas; mi estado era grave y no mostraba ninguna reacción

Los doctores informaron que ya no se podía hacer más... y fue en ese momento cuando más se unieron mi madre, hermanos y familiares, así como también amigos hasta personas que sin conocerme oraban y nunca perdieron la fe. Siendo constantes en sus oraciones, Dios los escuchó y envió a la Virgen Santísima de Fátima a mi lado, a través de una mujer ejemplar, una familia maravillosa. Los que me ayudaron fueron la Sra. Cecilia de Palacios y la gesta de TFP (Tradición, Familia, Propiedad).

La Virgen derramó su gracia sobre mí y al día siguiente de la visita de la Imagen Peregrina a la UCI del hospital, empecé a mejorar. El T.E.C. fue superado, la fractura de la base del cráneo sisó y fui dado de alta para trasladarme a la ciudad de Lima y ser sometido a una operación de mandíbula, la cual fue exitosa, gracias a las oraciones, al Señor de la Misericordia y a la Virgen.

Hoy, después de un año y medio estoy recuperado, he vuelto a mi vida normal, estoy bien y no me cansaré de alabar a Dios, Espíritu Santo, Jesucristo y a su Madre la Virgen Santísima por el milagro recibido.

Samir Abuid G.
Arequipa


[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Un joven de Tingo María nos transmite sus impresiones
No ofendan más a Dios
La columna del peregrino
Sermones de Esperanza
María nunca se deja ganar en generosidad
Maravillosa propagación del Escapulario del Carmen
La Columna del peregrino
Noticias 5
Por las alturas de Orcopampa y Andagua
Una magnífica oportunidad de retribuirle a la Santísima Virgen los favores




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 225 / Septiembre de 2020

El Ángel de la Guarda
El amigo cierto en la hora incierta

Ángel de la Guarda, anónimo napolitano, c. 1614 – Escultura en madera, Monasterio de San Blas de la Villa de Lerma, Burgos (España)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

27 de setiembre

San Vicente de Paul, Confesor.

+1660 París. Conocido como el gran Santo del gran siglo en Francia. Fundador de los Lazaristas y de las Hermanas de la Caridad. Prácticamente no hubo atividad religiosa o de caridad a la que no estuviese ligado. Los religiosos y religiosas de las Congregaciones que fundó, fueron piezas fundamentales para hacer retroceder al protestantismo y perder fuerza en aquel país.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....