El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Fátima, la gran esperanza

En medio al caos que nos envuelve,
una luz sigue brillando en el horizonte,
confirmando a los que tienen fe


Autor: Marcos Luis García


La importancia de los acontecimientos de Fátima es inmensa. Varios Papas lo atestiguan. S. S. Benedicto XVI ha afirmado recientemente en Aparecida, Brasil, que se trata de “la más profética de las apariciones modernas”.


La Virgen Santísima quiso vincular las apariciones con gracias que hacen sonar en nuestras almas “campanas” interiores, enmudecidas hace mucho tiempo, por las cuales presentimos que en aquel lugar bendito ocurrió algo realmente profético.


No es difícil vislumbrar que están por suceder hechos —relacionados con el tema de Fátima— que estremecerán al mundo y sacudirán la vida de cada uno de nosotros.


Este libro nos explica paso a paso por qué Fátima es un tema de palpitante actualidad.


Una obra que trata —de modo sencillo y accesible— el significado profundo del mensaje de Fátima, analiza las diferentes partes del secreto y procura alimentar en nuestros hermanos en la Fe la confianza en una intervención de la Santísima Virgen para socorro de la humanidad, para hacer un gran bien a las almas, cada vez más desorientadas frente al caos de nuestros días.




[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Multifoliar Fátima: 1917 - 2007
Amar la Cruz, Meditaciones para la Cuaresma y Semana Santa
Lleve un ejemplar gratis (multifoliar 90 años)
El Milagro del Sol - Conociendo a los Testigos
El Príncipe de la Paz
Fátima: ¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?
Sermones de Esperanza
El Milagro del Sol
Adquiera aquí su Detente del Sagrado Corazón
Autocontrol, la verdadera llave del éxito







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 232 / Abril de 2021

Santo Toribio de Mogrovejo
Gloria de la Iglesia y del Perú

Santo Toribio Alfonso de Mogrovejo, Arzobispo de Lima, Anónimo – Óleo sobre tela, Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

19 de abril

San León IX, Papa y Confesor

++ 1054 + Roma. Luchó contra la simonía (venta de bienes eclesiásticos) y la incontinencia eclesiástica (inmoralidad de los clérigos).








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....