El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

El Cruzado del Siglo XX

Plinio Corrêa de Oliveira



Aunque Plinio Corrêa de Oliveira ha tenido una influencia determinante en la historia del siglo XX —al punto de ser considerado por altas personalidades de la Iglesia como la mayor figura del laicado católico en ese período—, es aún poco conocido en el Perú, sobre todo debido al bloqueo publicitario-mediático que por todas partes suele cercar las ideas, acciones y personas genuinamente católicas.

No obstante, su ejemplar militancia en las filas del laicado, enfrentando intrépidamente a todos los adversarios de la Iglesia surgidos en el siglo XX (incluso los adversarios internos, como las corrientes modernistas, progresistas y liberacionistas), así como su visión excepcionalmente certera del rumbo de los acontecimientos mundiales, le valieron desde su juventud la justa admiración de sectores cada vez más amplios, tanto eclesiásticos como seculares, primero de su país y más tarde de todo Occidente.

Esa admiración fue creciendo a medida que los hechos confirmaban sus análisis, denuncias y predicciones sobre la situación de la Iglesia y del mundo, a las que muchos comenzaron a dar el calificativo de proféticas.

*     *     *

Uno de los países donde Plinio Corrêa de Oliveira es más conocido y admirado es Italia, la nación por excelencia vinculada a la Iglesia. Allí el pensamiento del gran líder católico brasileño es constantemente estudiado y debatido en el mundo religioso, cultural y social. Aparte de la TFP italiana, han surgido en toda la península asociaciones que se orientan oficialmente por sus ideas, reproducen sus obras y editan diversas publicaciones sobre su persona, escritas por intelectuales y académicos de gran relieve.

El Prof. Roberto de Mattei asumió en 1995 el reto de añadir a su vasta producción intelectual una biografía del fundador de la TFP, presentando de su vida y obra una primera idea de conjunto para el público culto de su país. La tarea no fue fácil, dada la excepcional riqueza de personalidad y la fecundidad de la actuación del Dr. Plinio; pero sin duda el resultado estuvo a la altura del talento del autor, quien logró plenamente su cometido de modo conciso, profundo y atrayente en El Cruzado del Siglo XX.

 


Roberto de Mattei, graduado en Ciencias Políticas por la Universidad “La Sapienza” de Roma, es catedrático de Historia de la Iglesia y del Cristianismo en la Universidad Europea de esa ciudad, donde preside el Curso de Graduación en Ciencias Históricas. Es presidente de la Fundación Lepanto y director de la revista “Radici Cristiane”. En 2007 fue distinguido por la Santa Sede con la Orden Ecuestre de S. Gregorio Magno, por su fidelidad a la Iglesia y su actuación en defensa de la civilización cristiana. Entre sus más recientes publicaciones se destacan: Pío IX (2000, traducido al portugués e inglés); La soberanía necesaria (2001, trad. al francés y al portugués); Guerra santa. Guerra justa (2002, trad. al inglés y portugués); De Europa. Entre raíces cristianas y sueños postmodernos (2006); Finis Vitae, (sobre la “muerte cerebral”, varios autores bajo su coordinación - ed. inglesa 2006; ed. italiana 2007); La dictadura del relativismo (2007, trad. al croata, polaco y portugués); Turquía en Europa. ¿Beneficio o catástrofe? (2009, trad. al inglés).

 

Para adquirir este libro de Roberto de Mattei, ingrese a: www.fatima.org.pe/elcruzado



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Prosiguen los homenajes a la Virgen en todo el país
La columna del peregrino
Testimonio de una madre
Los peregrinos narran su esforzado viaje apostólico a la Selva
La Sonrisa, la Agonía y la Muerte del Hijo de Dios
El Secreto Admirable del Santísimo Rosario – Extractos
Rechazando El Código Da Vinci: Poniendo las cosas en su lugar
La casa de la Virgen
María nunca se deja ganar en generosidad
Exitosa Feria del Libro




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 226 / Octubre de 2020

Cristiandad
Sacralidad en el orden temporal

Emperador Carlomagno, Alberto Durero, 1511-13 – Óleo sobre madera de tilo, Museo Nacional Germánico, Nuremberg (Alemania)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

26 de octubre

Santa Paulina Jaricot

+1862 + Lorette - Francia. Laica fundadora del movimiento "Propagación de la Fe", nacida en la ciudad de Lyon (Francia)el 22 de julio de 1799. Paulina se fue a Roma a contarle al Santo Padre Gregorio XVI su idea de la Propagación de la Fe. El Sumo Pontífice aprobó plenamente tan hermosa idea y se propuso recomendarla a toda la Iglesia Universal.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....