El Perú necesita de Fátima Quiero decirte que hagan aquí una capilla en mi honra, que soy la Señora del Rosario, que continuéis siempre rezando el rosario todos los días.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones




Ambientes Costumbres Civilizaciones


Ambientes, Costumbres, Civilizaciones Diversos


Ambientes, Costumbres, Civilizaciones   ^  

●  El tulipán

●  “Si vis pacem, para bellum”

●  La Catedral de Aix-la-Chapelle

●  El Huerto de los Olivos

●  Jardines franceses e ingleses Dos escuelas de jardinería, dos modalidades de orden

●  El carruaje

●  Espíritu francés

●  Guillermo II y la emperatriz Sissi

●  La flor del guayacán

●  San Gimignano

●  La Gran Cartuja

●  La Catedral de Reims

●  Sed perfectos como vuestro Padre celestial

●  Museos: ¿osarios de la cultura?

●  ¿Cómo se llegó hasta esto?

●  Suntuosidad y amor a los pobres en la doctrina católica

●  Tensión y distensión en el semblante de un santo

●  Lo inimaginable y lo soñado

●  ¿Muchos o pocos?

●  La impregnación de las alegrías de la Navidad

●  Tranquilidad del orden, excitación en el desorden

●  Peregrinando dentro de un vitral

●  El vendaval igualitario conduce al materialismo

●  La Catedral de San Marcos

●  Las parábolas de los Evangelios

●  Los premios y castigos públicos ¿dignifican y estimulan? o ¿corrompen y humillan?

●  Los Reyes Magos y algunos pastores

●  Ambiente aristocrático  ambiente popular

●  Pobreza y esplendor

●  ¿Es el ángel de la guarda menos inteligente que el demonio?

●  Vejez: ¿decrepitud o apogeo?

●  Desprecio pagano por la anciana que reza

●  ¿Tienen los símbolos, la pompa y la riqueza una función en la vida humana?

●  Los siglos del matrimonio estable

●  La tradición cristiana y la fermentación revolucionaria en la expresión fisonómica

●  San José, Patrono de la Iglesia

●  Mittenwald Producción artesanal o artística, y ambiente,

●  Sociedad orgánica y urbanismo

●  El Príncipe de la Paz

●  Neuschwanstein, El sentido del combate y de la dignidad hidalga

●  La verdadera santidad es fuerza de alma y no debilidad sentimental

●  «Dios no se encuentra en la agitación»,

●  Espíritu cristiano y espíritu pagano manifestados en la arquitectura

●  Esplendor regio y confort popular

●  ¿Sólo el arte sacro puede ser cristiano?

●  Casas para el alma, y no sólo para el cuerpo

●  La grandeza del rey dignifica al cocinero

●  La ciudad medieval y la ciudad moderna

●  “Jerusalén, Jerusalén…”

●  ¿Ídolo o imagen?

●  Vida mecánica, vida natural

●  Confort físico - Bienestar moral

●  Dos ideales: el Derecho y la máquina

●  Dos cuadros, dos mentalidades, dos doctrinas

●  Ambiente terreno que produce inapetencia de las cosas del Cielo

●  Si alguien tuviese una súbita perturbación en la vista, en los nervios o en la mente...

●  Continuidad de las tradiciones

●  Cuando los hombres y las cosas del comercio vivían en la placidez

●  Dos modos de ver la vida del campo

●  Pintando el alma humana

●  La altivez es el armonioso complemento de la humildad

●  “Todo se refleja en los ojos: cólera, miedo, afecto o alegría”

●  ¿Cómo atraer multitudes como ésta?

●  Amor y Temor en la Piedad Cristiana



Diversos   ^  

●  Rothenburg

●  Venecia, joya del mundo

●  El Picaflor

●  El Escorial

●  El cupolone de la basílica de San Pedro

●  El mar

●  La ciudad de Genazzano

●  El palacio de Luxemburgo

●  Palmeras imperiales

●  El Tirol: tesoro de Europa central

●  La humanidad después del pecado original

●  Símbolos de la nobleza del alma humana

●  La Virgen de la Ternura

●  La catacumba de San Calixto

●  La Catedral de Rouen

●  La infinita grandeza del Dios Niño

●  La Torre de Belén

●  El caballero medieval

●  Verdades olvidadas, en la consideración de la naturaleza

●  Peor que 35 siglos en el desierto

●  Espontaneidad epicureísta y gravedad cristiana

●  Las tres virtudes teologales simbolizadas en el turíbulo

●  Escalando las más altas cumbres

●  La corona de Carlomagno


 
 

Artículos de  Tesoros de la Fe  por año o sección

Años

Secciones

Actualidad
Ambientes Costumbres Civilizaciones
Entrevistas
Especiales
Historia Sagrada
La Palabra del Sacerdote
Lectura Espiritual
Página Mariana
Palabras del Director
Plinio Corrêa de Oliveira
SOS Familia
Tema del mes
Verdades Olvidadas
Vidas de Santos
¿Por qué llora Nuestra Señora?



Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Nuestra Señora de Sonsoles
¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
Las milagrosas fuentes de agua de Fátima
El Señor de los Milagros
Lágrimas, milagroso aviso - Nueva Orleans 1972
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 184 / Abril de 2017

Ideología de Género
Ofensiva radical para destruir la familia

Los Desposorios de la Virgen, Sebastián López de Arteaga, s. XVII – Óleo sobre lienzo, Munal, México D.F.



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

27 de abril

Santo Toribio de Mogrovejo, Obispo

+1606 Saña (Lambayeque) - Perú. En los Concilios Limenses convocados por Santo Toribio se encausó sabiamente la conquista espiritual de infinitas almas. El Santo Arzobispo es un nítido ejemplo de cómo Nuestra Señora infundía el espíritu católico en los llamados a la altísima tarea civilizadora proporcionándole una gran ternura con los indígenas manifestada en las jornadas increíbles con que visitó repetidas veces su extensa y abrupta diócesis, sin importarle ninguna dureza, ningún obstáculo, ningún padecimiento...

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....