(Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender, Travestite, Queer, Questioning, Intersex, Asexual, Ally, Panssexual).

">
  El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 160

SOS Familia  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

"Cambio de sexo":
Imposibilidad biológica – Rebelión contra Dios

Luis Sergio Solimeo

EL MOVIMIENTO HOMOSEXUAL añadió a su acrónimo "LGB" la "T" de "transexual", en una especie de "frente común" de todas las anomalías del comportamiento sexual. Por eso el acrónimo crece cada vez más, por ejemplo, "LGBTTQQIAAP" (Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender, Travestite, Queer, Questioning, Intersex, Asexual, Ally, Panssexual).

La inclusión del llamado "transexualismo" o "transgenerismo" en la campaña homosexual muestra el aspecto ideológico que esa anomalía desempeña en la actual "guerra cultural", que está transformando nuestra civilización por medio de la destrucción de la moral basada en la ley natural y divina.

Imposibilidad biológica

"Es imposible fisiológicamente cambiar el sexo de una persona", "una vez que el sexo de cada uno está codificado en sus genes — XX para la mujer, XY para el hombre", explican Richard P. Fitzgibbons, M.D., Philip M. Sutton, Ph.D., y Dale O'Leary en un documentado estudio. "La cirugía apenas puede crear una apariencia del otro sexo", pues la identidad sexual, "está escrita en cada célula del cuerpo y puede ser determinada por medio de la prueba del ADN, pero no puede ser alterada".1

Lo mismo afirma el Dr. Joseph Berger, psiquiatra y neurólogo de renombre: "La cirugía cosmética no hará que un hombre se vuelva mujer, capaz de menstruar, ovular y tener hijos. La cirugía cosmética tampoco hará de una mujer un hombre, capaz de producir esperma que puede ser unido al óvulo de una mujer y fertilizarlo para producir un bebé".2

El deseo de "cambiar de sexo" tiene su raíz en disturbios psicológicos, problemas de personalidad o morales. Es por ello que el doctor Paul R. McHugh, que dirigió el departamento de psiquiatría del Hospital Johns Hopkins, de Baltimore, después de muchos estudios en cooperación con otros psiquiatras, afirmó que llegó a la conclusión de que "realizar alteraciones quirúrgicas en el cuerpo de esas desafortunadas personas era colaborar con su desorden mental en vez de tratarlo".3

"En la médula del problema del transgénero está una confusión sobre su naturaleza", explica y afirma que "el 'cambio de sexo' es biológicamente imposible". Las personas que se hacen operaciones "no cambian de hombre a mujer y viceversa. Antes, se vuelven hombres afeminados o mujeres masculinizadas". Por lo tanto, concluye, "defender que se trata de un derecho civil y favorecer tales cirugías es, en realidad, colaborar y promover un desorden mental".4

La "teoría de género" y el transgenerismo

La difusión de la "teoría de género" (gender theory) no solo ayudó enormemente al progreso del movimiento homosexual, sino que tiende a "normalizar" el pretendido cambio de sexo.

Esto porque, según esa teoría, el sexo de una persona no sería determinado por su componente biológico y genético sino por el modo cómo uno se considera a sí mismo. El "género sexual" sería fruto de "una elección", de una "orientación" asumida por una persona. Entonces, ¿por qué no adaptar el proprio cuerpo, mediante operaciones y hormonas, para asemejarlo al del sexo elegido?

Según la Dra. Marguerite Peeters, profesora de la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma, "en 1955, un psiquiatra americano, John Money, introdujo el concepto de 'papel sexual' (gender role) para distinguir la identidad sexual biológica del papel social que el individuo escoge para representar independientemente de su identidad biológica. En seguida, hubo dos corrientes que llevaron el concepto a su cabal desarrollo: la corriente feminista y la corriente homosexual". A través de esa teoría, concluye ella, "se está deconstruyendo la identidad masculina y femenina".5

Rebelión contra Dios

La imposibilidad de cambiar el sexo con que se nace no contraría solamente la realidad biológica; ella se enfrenta sobre todo con la voluntad de Dios. Nadie nace hombre o mujer por mera casualidad, sino en virtud de los inescrutables designios de la Divina Providencia, conforme se puede leer en el profeta Jeremías: "Antes de formarte en el vientre, te elegí".6

Por lo tanto, hace parte de los planes de Dios, de la sabiduría divina que ordena todas las cosas,7 que unos nazcan hombres y otros mujeres e ir contra los designios divinos es un acto de rebeldía contra el Creador.

La diferencia de los sexos es un reflejo de la perfección divina y tiene como fin la realización de los planes de Dios con relación a la humanidad: "Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó, hombre y mujer los creó. Dios los bendijo; y les dijo Dios: 'Sed fecundos y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla'".8

Así, en lo que concierne a las personas que tienen problemas de confusión con relación al propio sexo, la caridad cristiana impone que se las ayude, con respeto y compasión, no para aumentarles la confusión en que viven, o darles una falsa solución quirúrgica, sino para que salgan de ella. La caridad "goza con la verdad" dice San Pablo,9 y por lo tanto la misericordia nunca puede contraponerse a la verdad, pues solo la verdad nos hará libres.10

Hace parte de los planes de Dios, de la sabiduría divina que ordena todas las cosas, que unos nazcan hombres y otros mujeres e ir contra los designios divinos es un acto de rebeldía contra el Creador.

Notas.-
1. The Psychopathology of "Sex Reassignment" Surgery Assessing Its Medical, Psychological, and Ethical Appropriateness, The National Catholic Bioethics Center, http://ncbcenter.org/document.doc?id=581.
2. http://arpacanada.ca/attachments/article/1724/Testimony%20 of%20 Dr.%20Berger%20re%20c279.pdf.
3. Surgical Sex, Why We Stopped Doing Sex Change Operations, Paul R. McHugh, "First Things", noviembre de 2004, www.firstthings.com/article/2004/11/surgical-sex.
4. Transgender Surgery Isn't the Solution - A drastic physical change doesn't address underlying psycho-social troubles, Paul McHugh, Wall Street Journal, 12 de junio de 2014, www.wsj.com/articles/paul-mchugh-transgender-surgery-isnt-the-solution-1402615120.
5. Marguerite Peeters (autora de "Le gender, une norme mondiale?"): «Je suis contre le ministère du Genre», Le Mauricien, 18 de noviembre de 2013, in www.lemauricien.com/article/marguerite-peeters-auteur-gender-norme-mondiale-je-suis-contre-ministere-du-genre.
6. Jer 1, 5.
7. Cf. Sab 8, 1.
8. Gén 1, 27-28.
9. 1 Cor 13, 6.
10. Jn 8, 32.



  




Artículos relacionados

Marihuana: perjuicios comprobados
Se necesitan Babettes
Felicidad, sufrimiento y amor de Dios
Internacional del Aborto: Macabro e inmoral comercio
En Francia, creciente oposición al aborto
La enseñanza de la Iglesia sobre la desigualdad de los sexos
La indispensable presencia materna junto a los hijos
¡Los videojuegos envician!
Dios, que da la llaga, da el bálsamo para sanarla
“¿Te lastimaste, hijo mío?”







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
En la lucha contra el jefe del orgullo sigamos al Príncipe San Miguel
La sagrada Rosa de la Ciudad de los Reyes
La devoción al Inmaculado Corazón de María
El Jardín de Picpus
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 249 / Septiembre de 2022

San Miguel Arcángel
Fuerza de los que luchan bajo el signo de la Cruz

San Miguel Arcángel, atrib. Abdón Castañeda, s. XVII – Óleo sobre tela, Fundación Bancaja, Valencia (España)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

28 de setiembre

San Wenceslao, Mártir.

+929 Bohemia - República Checa. Duque de Bohemia, practicó las más heroicas virtudes. Fue asesinado mientras rezaba en la iglesia, por el propio hermano, pagano, que ambicionaba el trono.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....