El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 247

Entrevistas  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

La Santa Casa de Loreto, hogar de todos los hijos de la Santísima Virgen

El santuario mariano de Loreto, en la región de Las Marcas (Italia), tiene el inmenso privilegio de albergar una de las reliquias más importantes del cristianismo: la Santa Casa de la Virgen María. Allí se conservan los tres muros dentro de los cuales Dios se hizo hombre y comenzó nuestra Redención. ¿Cómo llegaron de Nazaret a la península itálica? ¿Fue obra de los ángeles o de los cruzados? ¿Qué pruebas científicas hay al respecto?

Federico Catani

A raíz del reciente Jubileo de Loreto y de la celebración del centenario de la Virgen de Loreto como patrona de los aviadores, entrevistamos a Federico Catani, autor del libro El milagro de la Santa Casa de Loreto, publicado originalmente en Italia por la Asociación Luci sull’Est y ahora en nuestro país por la campaña El Perú necesita de Fátima. Además del italiano y el español, la obra ha tenido también una edición en inglés y otra en portugués, y se están preparando ediciones en alemán y francés.

Nacido en Jesi (provincia de Ancona, Italia) en 1986, nuestro entrevistado es licenciado en Ciencias Políticas por la LUISS “Guido Carli” (Roma) y en Ciencias Religiosas por la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma). Responsable de la publicación “Spunti”, colabora con diversas revistas y blogs del mundo católico.

*     *     *

Tesoros de la Fe¿Por qué decidió usted escribir un libro sobre la Santa Casa de Loreto?

Federico Catani — Loreto ha sido durante siglos el santuario mariano más importante del cristianismo. En los últimos tiempos, por desgracia, ha caído un poco en el olvido, con una reducción considerable del número de peregrinos. Por eso pensé en escribir este libro, porque la Santa Casa de Loreto es la casa de la Santísima Virgen, o de nuestra Madre, y por eso es también un poco el hogar de todos nosotros, sus hijos. Allí, de hecho, comenzó nuestra redención: la Encarnación del Verbo, fiesta que la Iglesia celebra el 25 de marzo.

Precisamente porque es nuestra casa, se hace más necesario que nunca defender su autenticidad y, sobre todo, la verdad histórica de su milagrosa traslación, negada desde hace más de 30 años por quienes deberían, en cambio, preservar su memoria.

Concebido como una guía para el peregrino, mi libro ofrece una visión general a partir de la historia y la demostración de los milagrosos traslados de la Santa Casa —cinco en total, entre 1291 y 1296—, así como los milagros ocurridos dentro de aquellos muros, los santos y personajes importantes que marcaron la historia cuando la visitaron, y muchos otros registros de gran interés.

 

Gruta de Nazaret, Basílica de la Anunciación.

Tesoros de la Fe¿Puede definirse la devoción a la Santa Casa de Loreto como una devoción contrarrevolucionaria?

Federico Catani — En su libro Revolución y Contrarrevolución, el profesor Plinio Corrêa de Oliveira explica que el orgullo y la sensualidad son las dos fuerzas propulsoras de la Revolución, y que sin ellas la Revolución, como movimiento organizado en todo el mundo, no existiría.

Tomando esto en consideración, uno es llevado a pensar que ningún lugar en el mundo sea más hostil a la Revolución —y, por lo tanto, más conforme con la Contrarrevolución— que la Santa Casa de Loreto, ya que en ningún otro ambiente la humildad y la pureza reinaron más perfectamente.

Dentro de aquellos muros sagrados, en verdad, Jesús se sometió totalmente a María y a José; allí Ella concibió al Verbo de Dios permaneciendo perpetuamente virgen y con la mayor humildad aceptó los planes divinos; san José fue el casto esposo de María.

En la Santa Casa de Loreto comenzó la Redención del género humano mediante la Encarnación del Verbo. Dentro de aquellos muros, Dios se hizo hombre gracias al consentimiento que allí otorgó la Santísima Virgen.

Todo esto deja aún más claro por qué este bendito lugar puede considerarse como la fuerza motriz de la Contrarrevolución. En efecto, si la primera revolución fue la de Lucifer y los ángeles rebeldes que, cegados por el orgullo, gritaron su Non serviam (“no serviré”), en la Santa Casa, en cambio, una criatura inmaculada comenzó a aplastar la cabeza del demonio con su humilde y convencido Fiat.

Plinio Corrêa de Oliveira definió la Revolución con dos adjetivos: “gnóstica e igualitaria”. El gnosticismo de todos los tiempos rechaza precisamente la Encarnación. Los gnósticos no pueden concebir un Dios que se humilla en un ser humano, que se humilla asumiendo una carne y un cuerpo mortales. Además, de acuerdo con varios Padres de la Iglesia, Lucifer se rebeló precisamente cuando le fue revelado que debía adorar a Dios hecho hombre.

Por orgullo, los ángeles rebeldes no quisieron aceptar la unión hipostática del Verbo de Dios con la naturaleza humana, de por sí inferior a la angélica. Con mayor razón no podían aceptar que una mujer, María Santísima, una humilde criatura, fuera el medio por el que se realizara esta unión.

De hecho, en el corazón del pensamiento gnóstico se encuentra la idea prometeica del hombre que se rebela contra el orden de la creación y que en última instancia se convierte en Dios. Pero si Cristo es Dios que se hace hombre, entonces el hombre que se hace Dios es el anti-Cristo.

En la Casa Santa se esbozó el enfrentamiento entre las dos banderas, la de Jesucristo y la de Satanás; en definitiva, el enfrentamiento entre la Revolución y la Contrarrevolución.

Traslación de la Santa Casa a Loreto – Pintor anónimo. Probablemente pintado en Brujas, primera mitad del siglo XVI.

Tesoros de la FeExiste alguna relación entre Loreto y la esclavitud mariana predicada por san Luis María Grignion de Montfort?

Federico Catani — En los sagrados muros de la Casa de Loreto, san Luis María Grignion de Montfort tuvo la inspiración para escribir su famoso Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen. En efecto, ¿podría haber un lugar más adecuado para elegir vivir la esclavitud de amor a la Santísima Virgen? San Luis Grignion llegó a escribir que “Jesucristo dio mayor gloria a Dios, su Padre, por su sumisión a María durante treinta años, que la que le hubiera dado convirtiendo al mundo entero con los milagros más portentosos”. En definitiva, Dios, por el bien de la humanidad, aceptó humillarse haciéndose hombre y encerrándose en el vientre de una criatura: un auténtico golpe al igualitarismo que ve siempre al superior como un ser perverso que desprecia al inferior.

 

Tesoros de la FeEn el año 2019, la fiesta de Nuestra Señora de Loreto fue extendida a toda la Iglesia. Pero hay quienes señalan que no se dijo ni una sola palabra sobre la traslación de la Santa Casa. ¿Cuál es el significado de estos cambios que se han producido en la liturgia?

Federico Catani — El decreto de la Congregación para el Culto Divino del 7 de octubre de 2019 incluye en el Calendario Romano General del 10 de diciembre la memoria facultativa de la Virgen María de Loreto, aunque desde hace décadas se celebra ese mismo día la fiesta de Nuestra Señora de Loreto, en lugar de la Traslación de la Santa Casa. Este documento formaliza esa práctica inexacta.

Al fin y al cabo, esto es el resultado de un largo proceso. Basta comparar las oraciones de la misa a lo largo del tiempo. Hasta el Misal de 1962, se hablaba de la fiesta de la Traslación de la Santa Casa y se refería al milagroso traslado de los tres muros sagrados:

“Oh Dios, que consagraste la morada de la Virgen María por el misterio de la Encarnación y de manera admirable la colocaste en el seno de tu Iglesia: haz que lleguemos a ser dignos habitantes de tu Santa Iglesia, separados de la compañía de los impíos”.

Con la reforma litúrgica que se derivó del Concilio Vaticano II, la fiesta de la Traslación de la Santa Casa sigue celebrándose formalmente, pero ha desaparecido toda referencia al milagro de su traslación por los ángeles:

“Oh Dios, que benignamente consagraste la Casa de la Virgen María con el misterio de la Encarnación, concédenos vivir lejos del pecado y hacernos dignos de habitar en tu sagrada casa”.

El decreto del 2019 solo menciona la memoria de la Virgen María de Loreto, sin referencia alguna a la Casa ni a su traslación:

“Oh Dios, que cumpliendo las promesas hechas a nuestros Padres, elegiste a la Santísima Virgen María para ser la Madre del Salvador, concédenos seguir los ejemplos de aquella cuya humildad tanto te agradó y cuya obediencia nos fue de tanto provecho”.

El milagro no se niega formalmente, sino que se omite del todo, se olvida, se ignora. Por lo demás, el centro de la devoción a Loreto siempre ha sido la Santa Casa y su llegada milagrosa, no la imagen de la Santísima Virgen.

Marco Antono Colonna en la batalla de Lepanto, Giovanni Coli y Filippo Gherardi, 1675-78 – Fresco, Palazzo Colonna, Roma.

Tesoros de la FeExiste una corriente de pensamiento, dentro y fuera de la Iglesia, que rechaza la idea de que la traslación se produjo de forma milagrosa. ¿Qué se puede replicar y cuáles son las evidencias del milagro?

Federico Catani — A lo largo de los siglos los grandes enemigos de la Santa Casa de Loreto y de sus milagrosas traslaciones fueron primero los protestantes, luego los iluministas y finalmente los modernistas. Hoy desgraciadamente —y esto dice mucho de la crisis de la Iglesia que vivimos— son autoridades eclesiásticas las que minimizan o niegan todo, hasta el punto de que ya es opinión común en las corrientes progresistas que la Santa Casa fue desmontada piedra por piedra y traída por mar a Loreto.

Pero no existen pruebas históricas que lo demuestren. ¡Ninguna! Además, si fuera cierto, no explica por qué la Virgen de Loreto fue proclamada patrona de los aviadores el 24 de marzo de 1920, y por qué en el 2020, cien años después, se proclamó un Jubileo para recordar esta disposición del Papa Benedicto XV.

Probablemente los que minimizan o niegan el milagro piensan que están facilitando la aceptación de los fieles; o lo hacen simplemente porque les falta fe. En efecto, si creemos que Dios creó el universo y se hizo hombre —precisamente en la Santa Casa— y está presente en la Eucaristía, ¿qué dificultad hay en creer que puede mover unas paredes?

Interior de la Santa Casa de Loreto

En los diversos viajes que he efectuado para presentar mi libro, me doy cuenta de que los fieles están sedientos de lo sobrenatural, quieren milagros y no saben qué hacer con una forma de religión que se preocupa con las carencias materiales del ser humano pero no llena las espirituales. Deseo ardientemente que nuestros pastores se den cuenta de esto.

En realidad, hace falta mucha más fe para creer en el transporte humano de las paredes que en el milagro, corroborado por Papas, santos e innumerables evidencias histórico-científicas. En pocas palabras, basta con decir que la argamasa que sujeta las piedras de la Casa de María Santísima tiene unas características químicas particulares que se remontan a la Palestina de la época de Jesús.

En la Santa Casa de Loreto comenzó la Redención del género humano mediante la Encarnación del Verbo. Dentro de aquellos muros, Dios se hizo hombre gracias al consentimiento que allí otorgó la Santísima Virgen.

Las excavaciones arqueológicas han confirmado que el edificio está situado sobre tierra desnuda, sin cimientos y en medio de una vía pública, donde obviamente estaba prohibido construir en aquella época. Además, parte de ella sobresale en el vacío sobre una zanja, y un arbusto espinoso, que estaba en el borde del camino en el momento en que se colocó la Casa, ha permanecido allí.

Tesoros de la Fe¿Cuál es el vínculo entre Loreto y el Islam?

Federico Catani — Hoy, debido a la dictadura de lo “políticamente correcto”, no se habla de ello, pero el santuario de Loreto ha desempeñado un papel esencial en la defensa del cristianismo contra la agresión islámica. Las batallas de Lepanto (1571) y de Viena (1683) se ganaron gracias a la intercesión de la Santísima Virgen invocada en su Santa Casa, como lo explico en el capítulo V de mi libro titulado: Loreto, baluarte de la Europa cristiana contra el Islam.

Sin duda, es un lugar muy hostil a la Revolución y muy acorde con la Contra-Revolución, ya que en la Santa Casa reinaba la humildad y la pureza de manera perfecta; en ese hogar Jesús se sometió por completo a su Santísima Madre y a san José. Desgraciadamente, el clero “aggiornati” no habla del milagroso traslado de aquellos sagrados muros en el siglo XIII, de Nazaret a Loreto (en Italia), aunque los fieles católicos están sedientos de conocer hechos sobrenaturales.

Tomemos el ejemplo de Lepanto. Marco Antonio Colonna, comandante de la flota papal, fue a Loreto antes de la batalla, dejó a su esposa Felice Orsini rezando con otras damas en el santuario durante el enfrentamiento naval, y después volvió junto a sus oficiales y el resto del ejército papal para agradecer a la Madre de Dios la victoria. Y eso no es todo.

Los prisioneros cristianos liberados de la esclavitud turca donaron sus cadenas al santuario. Se fundieron y se utilizaron para construir las cuatro puertas y las rejas de las capillas laterales de la basílica.

Pero el asunto no acaba ahí. La Providencia ordenó, en efecto, que los defensores del papado y de la Iglesia contra el “nuevo turco” del liberalismo y del agnosticismo ofrecieran sus vidas bajo la mirada amorosa de Nuestra Señora de Loreto, el 18 de setiembre de 1860, en la batalla de Castelfidardo.

Los soldados papales partieron al combate con el Estandarte de Lepanto al frente, tomado del tesoro del santuario, donde había sido colocado por Marco Antonio Colonna. Lamentablemente, en 1967 el Papa Paulo VI devolvió esta bandera a Turquía…

 

Tesoros de la Fe¿Qué nos enseña Loreto sobre los llamados principios o valores no negociables, enunciados oportunamente por el Papa Benedicto XVI en la exhortación apostólica postsinodal Sacramentum Caritatis?

Federico Catani — Loreto debe ser considerado el santuario por excelencia de los principios no negociables. En la Casa Santa fue concebido Jesús, lo que representa la defensa del derecho a la vida desde la concepción. Dentro de aquellos muros murió probablemente san José, en los brazos de Jesús y de María, por tanto, la defensa de la vida hasta su término natural.

Por último, allí creció Jesús y fue educado por sus padres: el derecho de los padres a educar a sus hijos según los principios que profesan. Sería excelente que nuestros prelados promoviesen oraciones públicas y encuentros anuales en Loreto precisamente en defensa de tales principios.



  




Artículos relacionados

¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
El Islam y el suicidio de Occidente
¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
¿Puede la psicoterapia procurar siempre el bien del alma?
El último Cuerpo Militar nobiliario de la historia
Sínodo de la Amazonía
El papel decisivo de la institución familiar en la economía
Recordando algo muy olvidado: la moral católica







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El Milagro del Sol
San Nuno de Santa María
En la lucha contra el jefe del orgullo sigamos al Príncipe San Miguel
La sagrada Rosa de la Ciudad de los Reyes
La devoción al Inmaculado Corazón de María
El Jardín de Picpus
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 251 / Noviembre de 2022

San Nuno Álvares Pereira
Noble guerrero y carmelita portugués

Estatua Ecuestre de San Nuno Álvares Pereira – Monasterio de Batalha, Portugal



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

29 de noviembre

San Francisco Antonio Fasani, Confesor

+1742 Italia. Franciscano en el convento de los Frailes Menores Conventuales de Lucera, se doctoró en Teología, convirtiéndose en eximio predicador, director de almas, consejero, defensor de los pobres y de los humildes.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....