El Perú necesita de Fátima Quiero decirte que hagan aquí una capilla en mi honra, que soy la Señora del Rosario, que continuéis siempre rezando el rosario todos los días.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 143

Palabras del Director  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc
Nº 143 - Noviembre 2013 - Año XII
Estimados amigos:

En junio de 2012, Tesoros de la Fe trató un tema de gran actualidad: la cristianofobia, narrando las persecuciones a los cristianos en las naciones musulmanas. El presente Tema del Mes aborda esa misma cuestión, pero enfocada en los países comunistas y en el Occidente laico.

El martirio sufrido por los cristianos, tanto en el pasado como en la actualidad, en áreas dominadas por regímenes que propugnan el materialismo seudo científico, no es una novedad. En cambio, la persecución que se viene diseminando en los Estados occidentales secularizados, es algo nuevo. Se trata de una aversión a los valores del cristianismo mucho más sutil y propicia para subvertir nuestra fe.

A partir de la década de 1980, invocando el principio de la “no discriminación” y de una nueva interpretación de la doctrina de los Derechos Humanos, las democracias occidentales vienen caminando aceleradamente hacia un régimen “multicultural”.

Constituye, pues, una flagrante contradicción decir que estamos en la más tolerante de todas las eras de la historia. Es precisamente lo contrario: se trata de la “dictadura del relativismo”, duramente reprendida por Benedicto XVI.

Tal “dictadura del relativismo” es la forma más cruel de persecución religiosa, pues impone a los católicos una “actitud de apertura” para tolerar estilos de vida en conflicto con la ley natural y divina.

¿Cuál es la posición del verdadero católico frente a esta trágica situación? Reaccionar y defender por todos los medios legales nuestros derechos, sobre todo los derechos de Dios y de la Santa Iglesia.

Les deseo a todos una esclarecedora y provechosa lectura de esta candente materia.

En Jesús y María,

El Director



  




Artículos relacionados

Palabras del director Nº 156 - Diciembre 2014 - Año XIII
Palabras del Director Nº 215 – Noviembre de 2019 – Año XVIII
Palabras del Director Nº 227 – Noviembre de 2020 – Año XIX
Palabras del Director Nº 195 - Marzo de 2018 – Año XVII
Palabras del Director Nº 217 – Enero de 2020 – Año XIX
Palabras del director Nº 157 - Enero 2015 - Año XIV
Palabras del director Nº 150 - Junio 2014 - Año XIII
Palabras del Director Nº 235 – Julio de 2021 – Año XX
Palabras del director Nº 114 - Junio 2011 - Año X
Palabras del Director Nº 186 - Junio de 2017 – Año XVI







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El Jardín de Picpus
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 246 / Junio de 2022

El jardín de Picpus
y las carmelitas mártires de Compiègne

Las carmelitas de Compiègne asesinadas en 1794 durante la Revolución Francesa, Félix Gaudin, 1909 – Vidriera de la iglesia de Saint-Honoré d’Eylau, París



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

10 de agosto

San Lorenzo Diácono, Mártir.

+Siglo III Roma. Español de origen, fue el primero de los Siete Diáconos de Roma. El Papa San Sixto II le confió la administración de los bienes de la Iglesia. Negándose a entregar al prefecto de la ciudad esos bienes después del martirio de aquel Papa, fue cruelmente asado a fuego lento en una parrilla. Es uno de los más famosos mártires de la Ciudad Eterna, que le dedicó varias iglesias.



San Deodato, Confesor

+Siglo VI Roma. Era zapatero. “Según San Gregorio Magno, él distribuía durante el sábado todo cuanto había ganado en la semana precedente” (del Martirologio).



San Hugo de Montagú, Confesor

+1135 Francia. Monje de Cluny, fue electo Abad de San Germano de Auxerre, y después obispo de esa ciudad. Notable por su celo y fe, favoreció la naciente Orden del Císter.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....