Todo sobre Fátima
Tesoros de la Fe Donaciones Tienda
Tienda
¿El coronavirus es un castigo divino? La pandemia y los grandes horizontes de Fátima Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa La gracia de Fátima actuando en Ucrania Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada La crucifixión y muerte de Jesucristo Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros Navidad Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables 150 años de la Comuna de París San Juan Masías Rosa de Santa María
Toda nuestra información y artículos de cultura católica:
En el sitio web www.tesorosdelafe.com
×
Toda nuestra información y artículos de cultura católica:
En el sitio web www.tesorosdelafe.com
×

Letanías reparadoras al
Inmaculado Corazón de María


¡Oh María nuestra dulcísima!, permite que nosotros tus devotos hijos, unidos en un solo pensamiento de veneración y amor, podamos reparar las horrendas ofensas que cometen contra Ti tantos pobres infelices, que no conocen el paraíso de bondad y misericordia de tu Corazón maternal.

(A cada invocación se responde: queremos consolarte, oh Señora)

 

¡Oh Madre santa dulcísima!, que en el heroísmo de tu amor maternal, al pie de la cruz, rogaste por aquellos que cruelmente martirizaban tan atrozmente a tu amado Hijo Jesús y desgarraban tu Corazón tiernísimo, ten piedad de todos los desventurados e indignos que te ofenden; haz que ellos también puedan ser acogidos en tu seno maternal, purificados por tus lágrimas benditas, y admitidos a gozar los frutos abundantes de tu maternal misericordia. Amén.