El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 66 > Tema “Piedad Cristiana”

La Palabra del Sacerdote  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

¿Qué viene a ser el sufragio por los difuntos?


PREGUNTA

En un artículo anterior Ud. trata de la cuestión del sufragio con relación a los difuntos. ¿Qué viene a ser propiamente un sufragio?



RESPUESTA

Sufragio es sinónimo de ayuda, favor, socorro, etc.

Gracias a la maravillosa realidad de la Comunión de los Santos —lazo que une indisociablemente a los miembros de la Iglesia militante, purgante y triunfante en un solo Cuerpo— todos los que están en estado de gracia, ya sea en la tierra, en el Cielo o en el Purgatorio, pueden satisfacer o interceder unos por los otros, con oraciones, ofrecimientos de comuniones, sacrificios, buenas obras, etc. Los que están en esta tierra, por encima de todo mediante la celebración o asistencia a la Santa Misa.

Esas oraciones, sacrificios y buenas obras que nosotros ofrecemos por alguien, se llaman sufragios. El término sufragio, se usa especialmente con relación a las almas del Purgatorio, que padecen por las faltas cometidas en vida, pero por las cuales no hicieron suficiente penitencia en esta tierra, aún cuando ya fueron perdonadas. Nosotros podemos ayudar a esas almas sufragando, es decir, rezando, pero sobre todo mandando celebrar misas en sufragio (en auxilio) suyo, para que puedan subir más deprisa al Cielo.

Se trata de un excelente acto de caridad y las almas santas, a su vez, suplican a Dios que nos retribuya por ese acto de amor fraterno. O también, el mismo Dios, viendo nuestra caridad fraterna nos concede nuevas gracias y auxilios.     





  




Artículos relacionados

¿Cuál es el papel de los santos en la oración?
¿Qué quiere decir: «A ti clamamos los desterrados hijos de Eva?»
¿Qué hacer con un objeto sagrado o un texto religioso muy deteriorado?
La intercesión de los fieles ante Dios
¿Somos idólatras?, ¿estamos cayendo en la idolatría?
El Escapulario de la Virgen del Carmen
¿Dios atiende todas las gracias que pedimos?
Los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola - II
El ayuno, la mortificación corporal, la oración y la comunión frecuente
¿Es malo pedir algún favor a los santos?







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 231 / Marzo de 2021

La Sagrada Túnica de Nuestro Señor Jesucristo
Autenticidad confirmada por la Ciencia

Soldados romanos echan a la suerte la Sagrada Túnica (detalle de La Crucifixión), Giotto, s. XIV – Fresco, Capilla de los Scrovegni, Padua



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

6 de marzo

San Olegario, Obispo de Barcelona y Arzobispo de Tarragona

+1137 Barcelona. Hijo de noble familia nació en Barcelona. Su padre era valido del conde de Barcelona, Ramón Berenguer I. Su madre, Guilia, descendía de la nobleza goda. A los 10 años de edad, entró en el gremio de canónigos de la catedral de Barcelona. Asistió a los concilios de Tolosa, Reims, y al I de Letrán, noveno de los ecuménicos. Enviado por el papa Inocencio II al Concilio de Letrán II, coincidió allí con San Bernardo de Claraval. La elocuencia de sus argumentos consiguió la excomunión del antipapa Anacleto. Se le considera uno de los obispos más eminentes de la Edad Media, con una gran influencia sobre toda la Iglesia latina.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....