El Perú necesita de Fátima ¿Y tú sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 62 > Tema “Historia de la Iglesia”

La Palabra del Sacerdote  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

¿Por qué algunos conflictos tienen connotación religiosa?


PREGUNTA


Buena parte de los conflictos actuales tiene una connotación religiosa.

¿Por qué? ¿Cuál es la exacta participación de los católicos en él?


RESPUESTA


Comunistas fusilan la estatua del Sagrado Corazón de Jesús durante la guerra civil de 1936-1939, en España

La pregunta no afirma que buena parte de los conflictos actuales tiene naturaleza religiosa, y sí que tiene “una connotación religiosa”. El matiz es importante porque, según se puede observar, el componente étnico de muchos de esos conflictos es predominante, para no mencionar los motivos de orden político o social.

En verdad, con la secularización y consecuente descristianización de las sociedades occidentales, en la mente de muchos de nuestros contemporáneos hay una especie de apartheid, según el cual la Religión constituye un compartimiento separado de los demás aspectos de la vida. Y nos sorprendemos cuando el componente religioso se manifiesta en las acciones triviales de la vida, máxime en las acciones de importancia culminante, como es un conflicto entre grupos étnicos o naciones.

Bien estudiada la naturaleza humana como ella es, no existe ese apartheid mental, ni siquiera en la cabeza de muchos ateos, que se dicen tales “gracias a Dios”... No extraña, pues, que en muchos de los conflictos actuales aparezca una connotación religiosa.

Misa clandestina en China en 1995

En cuanto a la participación de católicos en esos conflictos, está el caso bien conocido de Belfast, en Irlanda, entre católicos y protestantes, que por el momento parece aplacado. En África, los componentes étnicos y políticos son de tal manera resaltantes en los conflictos en curso, que el componente religioso —que sepamos— entra secundariamente.

Es necesario destacar, eso sí, la persecución religiosa que las minorías católicas sufren en ciertos países musulmanes, budistas o confucionistas de Asia y Oceanía, para no hablar del caso peculiar de China, en que el Estado comunista creó una iglesia local separada de Roma, sumisa al régimen, y persigue tenazmente los católicos fieles al Papado.     





  




Artículos relacionados

¿Estaba Judas obedeciendo a un designio divino al traicionar a Jesús?
¿Qué fue el Gran Cisma de Occidente?
La cronología de los Evangelios y los Santos Reyes Magos
¿Todos los pueblos del Antiguo Testamto ya resucitaron?
¿Existen santos sin ningún registro histórico? - San Eulogio
Algunas incógnitas del libro del Apocalipsis
¿De dónde surge la fecha del nacimiento de Jesús?
¿Qué son las profecías de San Malaquías?
¿Qué son los antipapas y cómo surgieron?
¿Los cruzados eran católicos al igual que los templarios?







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 236 / Agosto de 2021

Rosa de Santa María
La primera flor de santidad de América

Santa Rosa de Lima, Bartolomé Esteban Murillo, s. XVII – Óleo sobre tela, Nationalmuseum, Estocolmo (Suecia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

18 de setiembre

San Juan Masías, Confesor

+1645 Lima. Contemporáneo de San Martín de Porres, gloria del Perú y de la Orden de Predicadores como él. A diferencia de Martín que habitó el convento de Nuestra Señora del Rosario, Juan vivió en lo que en aquel entonces eran los arrabales de la ciudad, en la recoleta dominica de Lima(actual Plaza Francia). Fue modelo de todas las virtudes, particularmente en la obediencia y pureza.

Más información aquí.

San José de Cupertino, Confesor

+1663 Italia. Este hijo de San Francisco compensaba abundantemente en inocencia y simplicidad lo que le faltaba de dones naturales. Poco dotado de talentos, se llamaba a sí mismo Fray Asno. Pero su amor a Dios era tan intenso, que entraba en éxtasis a la vista de la menor de las manifestaciones divinas en las criaturas.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....