Todo sobre Fátima
Tesoros de la Fe Donaciones Tienda
Tienda
¿El coronavirus es un castigo divino? La pandemia y los grandes horizontes de Fátima Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa En la lucha contra el jefe del orgullo sigamos al Príncipe San Miguel La sagrada Rosa de la Ciudad de los Reyes La devoción al Inmaculado Corazón de María El Jardín de Picpus La gracia de Fátima actuando en Ucrania Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada La crucifixión y muerte de Jesucristo Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros Navidad
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×

Primera Parte del Secreto
La Visión del Infierno


Pintura de Fra Angélico representando el infierno

Al decir estas palabras –continúa la narración de la Hna. Lucía sobre la Tercera Aparición de la Santísima Virgen– de nuevo abrió las manos como en los meses anteriores. El reflejo [de luz que ellas irradiaban] pareció penetrar la tierra y vimos como un mar de fuego y, sumergidos en ese fuego, a los demonios y las almas como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas, con forma humana, que flotaban en el incendio llevados por las llamas que de ellas mismas salían juntamente con nubes de humo, cayendo hacia todos los lados –semejante al caer de las chispas en los grandes incendios– sin peso ni equilibrio, entre gritos y gemidos de dolor y desesperación que horrorizaban y hacían estremecer de pavor. Los demonios se distinguían por formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes como negros carbones en brasa.

La visión duró apenas un instante, durante el cual Lucía soltó un “¡ay!”. Ella comenta que, si no fuese por la promesa de Nuestra Señora de llevarlos al cielo, los videntes habrían muerto de susto y pavor.

Foto de los niños después de la visión del infierno

Foto sacada por el Ing. Mario Godinho, después de la
visión del infierno. El terror se refleja aún en sus rostros.

(Texto tomado del libro Fátima: ¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?, p. 43)

<< Regresar

Continuar >>