El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Apariciones de la Santísima Virgen



En la época de las apariciones de Nuestra Señora, Lucía de Jesús, Francisco y Jacinta tenían 10, 9 y 7 años de edad, habiendo nacido el 22 de marzo de 1907, el 11 de junio de 1908 y el 11 de marzo de 1910, respectivamente. Los tres niños vivían, como dijimos, en Aljustrel, pequeña aldea de la parroquia de Fátima.

Las apariciones tuvieron lugar en una propiedad de los padres de Lucía, llamada Cova da Iría, a dos kilómetros y medio de Fátima por el camino de Leiría. Nuestra Señora aparecía sobre una encina de un metro de altura o un poco más. Francisco sólo veía a Nuestra Señora y no la oía. Jacinta la veía y oía. Lucía veía, oía y hablaba con la Santísima Virgen. Las apariciones ocurrían al mediodía.     



Artículos Relacionados


[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Devoción al Corazón Inmaculado de María
Cuarta Aparición: 19 de agosto de 1917
Consagración a Nuestra Señora de Fátima
Nuestra pequeña historia
Tercera Parte del Secreto
Oración a Nuestra Señora de Fátima (quechua)
Lágrimas, milagroso aviso
El Secreto de Fátima - La divulgación de los secretos
La Imagen Peregrina Internacional
Oración a Nuestra Señora de Fátima (español)







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 233 / Mayo de 2021

Las glorias de María
Explicación de la Salve Regina

Coronación de la Virgen (detalle), Fra Filippo Lippi, 1467 – Pintura al fresco, catedral de Spoleto, Perugia (Italia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

12 de mayo

Santos Nereo, Aquileo y Pancracio - Mártires

+304, d.C. + Roma. "Todos los caminos conducen a Roma" dice un proverbio, y de Roma parten algunas de las más célebres vías del mundo, como las vías Ardeatina y Aurelia, sobre las cuales fueron sepultados los mártires Nereo, Aquileo y Pancracio. San Pancracio, un jovencito romano de sólo 14 años, fue martirizado bajo el reinado de Diocleciano (siglo IV), por declararse creyente y partidario de Nuestro Señor Jesucristo: es patrono de la Juventud de Acción Católica, y se le han dedicado iglesias y monasterios.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....