El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 38 > Tema “La Oración”

Lectura Espiritual  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

La salutación angélica

y la invocación a los santos

La Anunciación (dicha de Florencia), Beato Angélico


Del «Avemaría»

Después del Padrenuestro solemos rezar la salutación angélica o el Avemaría, por la cual recurrimos a la Santísima Virgen.

El Avemaría se llama salutación angélica porque comienza por las palabras con que el Arcángel San Gabriel saludó a la Virgen María.

Las palabras del Avemaría son: parte del Arcángel San Gabriel, parte de Santa Isabel y parte de la Iglesia.

Las palabras del Arcángel San Gabriel son: “Dios te salve, llena de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres”.

El Ángel dijo estas palabras a María cuando fue a anunciarle de parte de Dios el misterio de la Encarnación que en Ella había de obrarse.

Saludamos a la Santísima Virgen con las palabras del Arcángel para alegrarnos con Ella de los singulares privilegios y dones que Dios le concedió con preferencia a todas las otras criaturas.

Las palabras de Santa Isabel son: “Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre”.

Santa Isabel dijo estas palabras, inspirada por Dios, cuando, tres meses antes de dar a luz a San Juan Bautista, fue visitada por la Santísima Virgen, que llevaba ya en su seno a su divino Hijo.

Al decir estas palabras de Santa Isabel nos alegramos con María Santísima de su excelsa dignidad de Madre de Dios y bendecimos al Señor y le damos gracias por habernos dado a Jesucristo por medio de María.

Todas las otras palabras del Avemaría han sido añadidas por la Iglesia. Con ellas imploramos la protección de la Santísima Virgen en el transcurso de esta vida, y especialmente en la hora de nuestra muerte, en que será mayor nuestra necesidad.

Después del Padrenuestro recitamos el Avemaría con preferencia a otra oración, porque la Virgen Santísima es la más poderosa abogada junto a Jesucristo, y por esto, dicha la oración que Jesucristo nos enseñó, rogamos a la Santísima Virgen nos alcance las gracias que hemos pedido.

La Virgen Santísima es tan poderosa porque es Madre de Dios y es imposible no sea de Él atendida.

La devoción a María Santísima que la Iglesia recomienda de un modo especial es el rezo del Santo Rosario.

De la invocación de los santos

Es de grandísimo provecho rezar a los santos y ha de hacerlo todo cristiano. De un modo particular hemos de rezar al Ángel de nuestra Guarda; a San José, Patrón de la Iglesia; a los Santos Apóstoles, al santo de nuestro nombre y a los Santos Patronos de la diócesis y de la parroquia. Entre la oración que hacemos a Dios y la que hacemos a los santos hay esta diferencia: que rogamos a Dios para que, como autor de la gracia, nos otorgue los bienes y nos libere de los males, y rogamos a los santos para que, en calidad de abogados junto a Dios, intercedan por nosotros.

Cuando decimos que un santo nos ha concedido alguna gracia, queremos significar que aquel santo nos la ha alcanzado de Dios (Catecismo Mayor de San Pío X, Ed. Magisterio Español, Vitoria, 1973, pp. 46-47).     





  




Artículos relacionados

El Padrenuestro: La oración por excelencia (2ª parte)
¿Cómo debemos rezar?
¿Qué es la Oración?
El Padrenuestro: La oración por excelencia (1ª parte)




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Inscriba aquí a sus deudos para la Santa Misa del día 2 de noviembre



Peregrinando
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
El Santo Leño de la Cruz: Resumen simbólico del Evangelio
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 215 / Noviembre de 2019

Conmemoración de los Fieles Difuntos(2 de Noviembre)
¡Por la misericordia de Dios, descansen en paz!

Vista de la entrada al Cementerio General de la Almudena en el Cusco (Foto: Fátima Flores Vivar)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

14 de noviembre

San Serapio, Mártir

+1240 África. Religioso de la Orden de la Bienaventurada Virgen María de las Mercedes, que tenía en vista el rescate de los cautivos, fue el primero en derramar la sangre en tierra del Islam, clavado en una cruz.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....